Historia del anillo de compromiso

11 / 07 / 2010

¿De donde vienen los anillos de compromiso?

Nadie sabe a ciencia cierta el origen del anillo de compromiso, sin embargo se cree fueron los Egipcios, Romanos y Griegos los primeros en usarlos.

Egipcios:

En el antiguo Egipto un anillo simbolizaba el círculo interminable de amor entre una pareja. Los primeros anillos de compromiso utilizados por los egipcios estaban hechos de fibras de plantas, cuero, hueso o marfil. Estos anillos de compromiso se usaban por lo general en el cuarto dedo de la mano izquierda, que se dice que contiene la vena amoris o “vena del amor”.

Romanos:

En el antiguo Egipto, el anillo estaba vinculado con lo sobrenatural, una banda sin fin vinculada con amor eterno. Más tarde para los romanos, la aceptación del anillo por una joven era un acuerdo vinculante, legal y se entendía que la mujer ya no era libre.

La primera referencia escrita a los anillos como símbolo de amor y compromiso fue en el siglo II antes de Cristo, en obras del dramaturgo romano Plauto.

Griegos:

Los antiguos griegos se cree que han sido los precursores del anillo de compromiso tradicional. Eran entregados como una muestra de atención y afecto, los anillos usados por los griegos eran conocidos como anillos de compromiso y se daban antes del matrimonio. Sin embargo, la entrega de estos anillos no siempre fue un requisito previo al matrimonio.

Primer anillo de compromiso con diamantes:

El primer anillo de compromiso de diamantes registrado fue dado a María de Borgoña por el Archiduque Maximiliano de Hamburgo en 1477. En ese momento un diamante era muy raro, algo que sólo los ricos tendrían acceso.

Esto comenzó la tendencia de los anillos de compromiso de diamantes entre la realeza y los ricos. Para aquellos que no podían permitirse un anillo de compromiso de diamantes, el anillo Gimmel (del latin gemmelli: gemelos), o el anillo Claddagh (originario del pueblo irlandes llamado Claddagh) eran opciones que se hicieron populares.

El Anillo de Claddagh representan un corazón encabezado con una corona, y está sostenido por dos manos, una a cada lado. Las manos significan la amistad, el corazón el amor y la corona la lealtad. La frase por lo general asociada con el anillo es: ” Con estas manos te doy mi corazón y yo la corono con mi amor”.

El Anillo Guimmel consta de dos o más anillos entrelazados unidos por un pivote para deslizarse sobre uno de ellos. Este anillo es una versión única del claddaugh. Por siglos fue conocido como el anillo de compromiso que simboliza la promesa de un futuro juntos, sellada con el dar y recibir de un anillo.

Durante el compromiso, una parte era usado por la novia, otra parte por el novio, y el tercero por un testigo. Se reúne el anillo el día del matrimonio. Mientras que el anillo está en el dedo se asemeja a dos manos juntas, pero cuando se retira el anillo del dedo, si las manos unidas se separan suavemente revelan un corazón secreto en su interior.

El siglo 18

En el siglo 18 había mayor disponibilidad gracias a los diamantes que se encontraron en Brasil. Durante el siglo 18, los anillos de compromiso, con más de un diamante se convirtieron en costumbre.

El siglo 19

Gracias a la región de diamantes de Kimberley, que fue descubierta en Sudáfrica en 1870, los diamantes se hicieron más abundantes. La costumbre de añadir piedras preciosas y piedras de nacimiento a los anillos de compromiso se puso de moda. En 1880, Cecil John Rhodes creó De Beers Minas consolidado y empezó a controlar el comercio de diamantes. Su influencia continúa en la actualidad.

El siglo 20

En 1947, De Beers puso en marcha la conocida campaña para vender diamantes “Diamonds are Forever” o en español “Los diamantes son por siempre”. La compañía alienta a las familias a guardar sus anillos de diamantes y considerarlos reliquias de familia, creando así una nueva demanda de diamantes.  A partir de allí, el anillo de compromiso no sólo se convirtió en un símbolo del amor, sino una declaración de moda.
Publicado en:

Deja un comentario