Tips para hacerte tu propio maquillaje de novia

03 / 07 / 2010

¿ Estas pensando en hacerte tu maquilaje de novia?

Si es así, te daré los consejos que muchos artistas del maquillaje han dado para lograr un resultado espectacular:

  1. Asegúrate que tu base es una combinación absolutamente perfecta. Coloca el producto a lo largo de los lado de tu mandíbula y difumina. ¿Se nota a diferencia de color con tu piel? No debería notarse. Si se nota o pasaste horas difuminando el color, tienes el tono equivocado. El problema no es tanto si se difumina o no, sino la rapidez.  Muchos maquilladores pueden hacer que cualquier tono se mezcle si se toman el tiempo suficiente.
  2. Para las ojeras, la mejor manera de aclarar es con un color opuesto aplicado en la parte superior primero. Si tu ojera es gris, coloca con una brocha suave sombra de ojos color rosa sobre la piel limpia, y luego aplica tu base. Si la ojera es más azul, intenta con una sombra mate color melocotón claro. Con esta técnica encontraras que habrás usado mucho menos base y corrector para corregir tus ojeras.
  3. Usar corrector es más fácil cuando se tiene el tono perfecto. No uses tonos 1 o 2 veces más claros que tu piel, ya que en realidad hace que las zonas oscuras parezcan  más grises y turbias. Mezcla tu corrector con una gota de tu base  y luego aplica. Quiere que tu tono de piel tenga un solo tono no varios.
  4. Para mantener la base y corrector todo el día, toma una toalla de papel doblado en forma cuadrada (Kleenex), y presiona ligeramente la base del maquillaje antes de que haya polvo. Esto elimina el exceso de grasa de la base y deja exclusivamente pigmento sobre la piel. Si esto te quita demasiada base, a continuación, aplica un poco más de lo que crees que necesitas, y luego presiona con el Kleenex. Te darás cuenta que con esto la base permanecerá muchas más horas.
  5. Coloca suavemente polvo suelto con una brocha grande. Este no es el momento para usar polvo compacto presionándolo con la típica esponjita que trae. De hecho, esto puede hacer que tu piel luzca más brillante y en menos tiempo.
  6. Aplica el rubor. Buscar una brocha de rubor del tamaño de la manzana de tu mejilla para una aplicación perfecta. Coloca la brocha en el rubor y toca las manzanas de las mejillas, difuminando ligeramente hacia atrás. Cuando tengas suficiente, toma una esponja de maquillaje limpia y difumina. Este paso hace que tu rubor tenga un aspecto real, en vez de sólo sentarse en la superficie de la piel.
  7. Lo siguiente son los labios. Para que dure la pintura todo el día, coloca primero sobre los labios algo de polvo. A continuación aplica el delineador labial rellenando todo el labio. No te preocupes demasiado por el contorno de la boca. Luego aplica tu color de lápiz labial, seca un poco, aplica polvo otra vez y  por ultimo coloca tu color de nuevo. Cuando secas y aplicas polvo estás eliminando el exceso de cera en el lápiz labial causante de que se corra. Una vez finalizado aplica una ligera capa de brillo de labios, si lo deseas en el centro del labio inferior.
  8. Cepille las cejas y rellena si es necesario con un tono 1 o 2 veces más claro que los de tu ceja. Demasiado oscuro y puedes tomar un aspecto fuerte. Luego cepilla para un aspecto más natural (es posible usar un cepillo de dientes).
  9. Por último, pero no menos importante, están los ojos. Un color brillante crema o blanco queda hermoso en el hueso arriba de los ojos, en las esquinas internas, y tanto por encima como por debajo de las pestañas. Esto despierta los ojos y crea un hermoso relieve. Para hacer que los ojos parezcan más grandes, aplica un color arena o gris oscuro en el pliegue del ojo. Mezcla de manera que las sombra se difuminen bien. Manten los ojos neutrales, mientras que el hincapié de colores  está en las mejillas y los labios. Haz la parte más dramática del ojo tus pestañas y delineador, porque es lo que  mejor se ve en las fotos. Toma un lápiz negro o marrón y delinea las pestañas en el exterior del ojo, mezcla con un Q-tip. Luego, toma el rimel y tu brocha para delinear ojos, y ligeramente delinea el ojo con tu rimel. Usa rimel resistente al agua. Y recuerda rizar tus pestañas antes, no después del rimel.
  10. Si vas a usar pestañas postizas, las pestañas individuales tienen el aspecto más natural. Una manera fácil de aplicarlas consiste en aplicar una capa de rimel, luego dejar secar. Aplica una gota de pegamento en la punta de la pestaña y a lo largo de su longitud. Luego toma tus pinzas, mirando hacia abajo, y coloca 2-3 pestañas individuales en el cuarto exterior del ojo. Deja que el pegamento se seque, y luego aplica otra capa de rimel para sellar las pestañas. Las pestañas postizas toman un papel importante en crear ojos dramáticos.
  11. Toques finales: Cuando hayas acabado con tu mirada, es posible que desees aplicar un poco más de colorete, y luego terminar con un poco de polvo suelto al final. Asegúrate de que todo se mezcla bien. Si sientes que tienes mucho maquillaje, humedece tu rostro con un spray suave de agua. Esto te quitará la sensación de maquillaje en la piel y también ayuda a fijar el maquillaje. Si quieres que tu piel brille, aplica ligeramente con tu brocha una sombra de ojos suave brillante o un poco de polvo suelto abrillantado. Para evitar el exceso, sólo colócalo polvo en la parte superior de los pómulos y los huesos del cuello. Para más resplandor, incluso se puede ir a la frente y la barbilla.

Deja un comentario